Día de la Madre: algunos porqués.

Generalmente nuestra cultura es de tradición cristiano romana. Qué mezcla ¿verdad?, pero es así. Gracias al afán de algunos países, fundamentalmente  España, que insistieron en ser los herederos del Imperio Romano cuando este se “desarmó”, tenemos hoy una sociedad compleja y organizada donde poco ha cambiado desde entonces en lo sustancial. Por otra parte una nueva religión, la católica, toma fuerza. Lo más asombroso es la capacidad adaptativa de esta religión en sus orígenes a las costumbres de la sociedad y costumbres ya existentes.

Es por esto que la mayoría de las fiestas que hoy celebramos, con una profunda fundamentación católica, se asientan sobre fechas o días “paganas”. La Iglesia las ha cristianizado. En otras ocasiones son fiestas claramente religiosas, que se han paganizado (si se me permite el término).
Ejemplos conocidos son el 25 de diciembre, las hogueras de San Juan, San Valentín…

El día de la madre es celebrado en muchos países en diferentes fechas. En España se celebra el primer domingo de mayo, en parte por culpa de la gran influencia americana, porque tradicionalmente en nuestro país se ha celebrado el 8 de diciembre. Y es que la Iglesia daba y sigue dando la solemnidad de esa fiesta en que de destacan las virtudes de las madres el 8 de diciembre el día de la Inmaculada Concepción.

Señalar un día en el calendario para celebrar lo que hoy llamamos “día de la madre”, se encuentran en diversas culturas. Ya en Egipto, en su época florida y piramidal (;-) se veneraba a la diosa Isis, madre de todos los faraones.  En Grecia era a Rhea, madre de Zeus, Poseidón y Hades; y los romanos, que adoptaron la religión griega cambiando algunas cosillas también celebraron algo parecido. Lo llamaron Hilaria, y se realizaban ofrendas en el templo de Cibeles.

Lo más parecido a lo que hoy celebramos lo comenzamos a encontrar en Inglaterra, en el siglo XVII, cuando los niños volvían de misa con regalos para sus madres un día al año. Sin embargo, Anna Jarvis, es considerada la autora de este día festivo, ya que después del fallecimiento de su madre realizó varias campañas para que las progenitoras tuvieran su día en el mes de mayo. En 1910 se comienza a implementar la idea de Jarvis, y al cabo de unos años la celebración se había convertido en una tradición en Estados Unidos. Muchos países comenzaron a copiar la iniciativa de los norteamericanos y es por ello que se propagó el festejo durante el mes de mayo. España, después de celebrar este día el 8 de diciembre, adopta la postura americana de celebrarlo en mayo.

                                                                                                ¡Gracias Mamá! 

(…y papá)

Mamá y yo

Anuncios

Cambian las fórmulas de Consagración

Ya ha pasado el tiempo suficiente para que nos hayamos dado cuenta de que un pequeño cambio en la Consagración. Al principio nos costará acostumbrarnos, pero todo tiene su explicación. Y esta se debe a las traducciones que se han realizado a los diversos idiomas y que tomaron como fuente el latín, en lugar de los textos en originales en griego. Sin embargo no todos los países han hecho efectivo este cambio de manera inmediata, salvo Hungría. Han pasado años desde esta decisión y la modificación se ha realizado de manera espaciada en el tiempo entre unos países y otros. España ha dejado pasar más de 7 años.

Os dejo la severa carta que el Papa, ahora emérito Benedicto XVI, envió al presidente de los obispos alemanes, Robert Zollitsch, arzobispo de Friburgo, para pedirles celeridad en una decisión tomada hace tiempo.

Aquí os enlazo dos buenas explicaciones, completas y rigurosas:

Llega el cambio a la consagración del cáliz en español: ¿por qué «por muchos» en vez de «por todos»?

¿«Por muchos» o «por todos»?